top of page
Factura-Virtual-300x250-px.png
Post facebook Iniciamos 2023-Scctor H.jpg
  • sectorhperiodico

Ajustar la intensidad de la agricultura puede ayudar a abordar el cambio climático

Actualizado: 27 dic 2022

Un rango productivo pero moderado de intensidad agrícola es ideal para preservar la biodiversidad.


Por Derek Lynch*

Redacción Salón.com


Tenemos pocas posibilidades de abordar el cambio climático y reducir la pérdida de biodiversidad sin un rediseño de la industria más grande del mundo: la agricultura y la alimentación.


Si bien cambiar a dietas que estén basadas en plantas y reducir el desperdicio de alimentos serán pasos críticos, lo que ocurra a nivel de granja será más importante. Allí, serán las elecciones hechas en torno a la tecnología y la intensidad las que importarán.


Cosecha de alfalfa, vista aérea.

Intensidad agrícola

Con la siembra en campos agrícolas, un manejo más intensivo significa una reducción en la diversidad de cultivos, combinado con una mayor aplicación de nutrientes y el uso de labranza mecánica del suelo en la granja.


En el este de Canadá, el cultivo se ha intensificado al volverse menos diverso .

Los cultivos comerciales comunes, como la soja, dejan muy pocos residuos (que en su mayoría son carbono) para agregar al suelo y ayudar a revertir la acumulación de CO2 en la atmósfera. Esta intensificación ha llevado a una continua disminución de la cantidad de carbono en el suelo.


Los agricultores canadienses, con el apoyo de programas federales y provinciales, están respondiendo al desafío del cambio climático con una gran cantidad de intervenciones de cultivo, todas las cuales se enmarcan bajo el paraguas de "soluciones para el cambio climático basadas en la naturaleza".


Estas nuevas prácticas tienen como objetivo mejorar la salud del suelo, devolver más carbono al suelo, mejorar la eficiencia del nitrógeno y reducir las pérdidas de gases de efecto invernadero .


Si bien la labranza cero (evitar alterar el suelo para plantar) no mejora el carbono del suelo en el este de Canadá, a diferencia del oeste de Canadá, se recomiendan los cultivos de cobertura, la diversificación de cultivos y el mantenimiento de pastos perennes .


Los cultivos de cobertura, que ayudan a que el suelo se recupere, también pueden mejorar la productividad de los cultivos comerciales al suministrar nutrientes.


Mantenimiento de la biodiversidad del ecosistema

¿Qué pasa con el mantenimiento de la biodiversidad? ¿Deberíamos maximizar la intensidad agrícola y la eficiencia de las tierras agrícolas para preservar más tierras naturales como reservorios de biodiversidad ? Medir un sistema agrícola sobre la base de cuán productivo es, corre el riesgo de no salvar la tierra de las pérdidas de carbono del suelo y suelo.


Los sistemas de cultivo menos intensivos pueden beneficiar la biodiversidad, tanto por encima como por debajo del suelo en las tierras cultivadas . Por lo tanto, optar por un rango productivo pero moderado de intensidad agrícola es ideal para preservar tanto el suelo, su contenido de carbono, como la biodiversidad.


Como hemos demostrado recientemente, también se encuentra un espectro de intensidad de manejo de cultivos dentro de los sistemas agrícolas regulados, que siguen un estándar operativo como la agricultura orgánica certificada.


Si bien las granjas orgánicas son en general, menos intensivas debido a una mayor diversidad de cultivos y una menor aplicación de nutrientes, difieren ampliamente en la diversidad de cultivos y el nivel de nutrientes agregados al suelo.


Manejo de nitrógeno y carbono

Es importante mejorar la retención de carbono y la gestión del nitrógeno, y para ello existen varios enfoques de gestión.


Liderado por la industria de fertilizantes, un enfoque de 4-R para el manejo de nutrientes de fertilizantes nitrogenados utiliza la fuente de fertilizante correcta, en la dosis correcta, en el momento correcto y en el lugar correcto. Este enfoque se está promoviendo ampliamente en la agricultura canadiense con el objetivo de mejorar la eficiencia del uso de nitrógeno en las granjas y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del nitrógeno.


Pero, ¿y el carbono? La mitad de la tierra en el planeta ahora se dedica a la agricultura, por lo que es esencial revertir la acumulación de CO2 en la atmósfera mediante el rediseño de los sistemas de cultivo.


Un marco global estandarizado reciente para medir y monitorear el carbono del suelo en las granjas describe los enfoques necesarios para el muestreo y análisis del suelo que permiten medir de manera efectiva lo que a menudo son cambios lentos en el carbono del suelo en respuesta a prácticas mejoradas de cultivo.


El carbono rara vez aparece en las pautas de gestión de recursos o nutrientes agrícolas

Pero para la mayoría de los agricultores, gestionar de cerca el carbono del suelo es un esfuerzo reciente y un elemento desconocido. Ahora incluso es posible cultivar carbono como fuente de ingresos .


Aparte de las recomendaciones generales para mantener la materia orgánica en el suelo, que es del 50 al 55% de carbono, el carbono rara vez aparece en las pautas de gestión de recursos o nutrientes agrícolas que han sido establecidas desde hace mucho tiempo.


Los cambios en el carbono del suelo son el balance neto entre el carbono agregado (como residuos de cultivos y estiércol) menos el carbono perdido a través de la descomposición de la materia orgánica . Podemos concebir un marco paralelo de 4Rs para su manejo que tenga en cuenta: rotación de cultivos, manejo de residuos, retorno de estiércol y tasa de intensidad de labranza. La rotación se refiere a la secuencia de cultivos y cultivos de cobertura.


La gestión de residuos reconoce que los beneficios para el carbono del suelo de diversas rotaciones de cultivos pueden perderse si se elimina la mayoría de los residuos de cultivos. El tipo y la frecuencia de la perturbación a través de la labranza determina la cantidad de descomposición adicional de la materia orgánica del suelo que se produce.


El papel de la agricultura

La agricultura juega un papel central en el empleo de soluciones basadas en la naturaleza para el cambio climático. El desarrollo de una agricultura climáticamente inteligente requiere comprender la intensidad con la que operan todas las granjas. Se necesitan programas económicos innovadores, incentivos y créditos para ayudar a las granjas a alinear sus prácticas con los objetivos relacionados con el clima.



*Derek Lynch , Profesor de Agronomía y Agroecología, Universidad de Dalhousie

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
WhatsApp Image 2022-09-27 at 10.02.39 PM.jpeg
Darle piso al Periódico Sector H-Aviso 2.jpg
Remodele-022.jpg
bottom of page