Aviso Rent A Car Andina.png
  • sectorhperiodico

Daniil Trifonov. La experiencia del frenesí en la música

Actualizado: 30 nov 2021

Pluma & Papel


Hernán Acero Suárez *


Qué sensación escuchar las interpretaciones al piano de alguien que vive por completo la música. La agilidad en sus dedos, no es solo por el manejo técnico para pisar el teclado de ébano y marfil siguiendo en furiosos movimientos a cada una de las notas expuestas en la partitura; si no es también, el impregnarse de toda la descarga de sentimientos que Daniil Trifonov traduce del momentum de la obra misma.




Momentos apasionados, combinados con la euforia de los fortísimos en ciertos pasajes de la pieza, permiten al escucha impregnarse de la potencia bárbara que contiene la composición, como sucede con el Concierto para Piano No. 3 de Serguie Rachmaninov en donde Trifonov se deja acompañar por la Orquesta Filarmónica de Radio Francia y se desnuda por completo a las emociones que le dictan las notas de la obra.


Dos bailarinas recorren las teclas danzando cada sonido, cada armonía, cada arpegio y no se intimidan ante los golpes de la euforia que le provoca al músico un éxtasis que bien dibuja en su rostro, mientras transmuta pianísimos en fortes y en allegros.


O como en ‘Fantasía y Fuga’, en donde combina a Bach y a Listz en una interpretación magistral que transmite al escucha una sensación de placidez en los tiempos en que las notas van al vuelo. Aquí, Trifonov se desdobla y siente. Y es que no es solo interpretar; es comprender por completo al compositor que por turno interpreta.


En una reciente entrevista para la Revista Scherzo, el pianista nos cuenta que Bach es un compositor que me acompaña siempre. Cuando era estudiante en Moscú, recuerdo haberle dedicado horas y horas a su música. De la misma forma que Beethoven es un compositor inevitable en la carrera de cualquier músico. Que no toque a ciertos compositores en público no quiere decir que en el ámbito privado no lo haga. El que sí que es nuevo para mí es Brahms. Recientemente estuve trabajando el Primer concierto para piano que interpreté ya el año pasado en Róterdam y ahora mismo estoy profundizando en su tercera sonata para piano, que me gustaría poder incluir en mi repertorio en los próximos meses. El arte de la fuga es una obra que he estado trabajando en los últimos dos años, cuyo estudio ha sido realmente intenso. Se podría decir que es la primera gran obra en la que realmente desarrollo un estudio íntegro, llegando a pasar días y días sin tocar nada más, reflexionando sobre la partitura. Esto es algo que solo me pasa con Bach. Generalmente, mis oídos y mis manos necesitan recesos cuando estoy estudiando. Cambio de pieza, vuelvo a la que estaba, hago un parón. Con Bach el tiempo no transcurre. Con Bach el tiempo no existe. O igual pasa tan rápido que ni me entero”.


El asunto es, cómo acercar en su mayoría a las nuevas generaciones al buen gusto por el arte, depurado y estructurado. En este caso, a la buena música. No es fácil por lo que el comercialismo se interpone. Lo primero, es asumir que no hay una fórmula mágica que llene los teatros de personas menores de 30 años. Y también tenemos que darnos cuenta de que no todo el mundo lee grandes obras de la literatura; a no todo el mundo le gusta pasar tardes en museos viendo cuadros, o viendo cine clásico. Trifonov anota a este respecto que… “partiendo de esto, es hora de aceptar que no todos los jóvenes van a escuchar música clásica. ¿Tenemos que facilitar los accesos? Si. ¿Debemos trabajar en que la música tenga un papel clave en la educación? También. Pero más allá de lo que podamos hacer, cada uno es libre de elegir. El gusto por la música clásica es una elección. Hay gente que siente sinergias por ella, y otros jamás las sentirán. La vida es una búsqueda continua de experiencias. Aquellos que buscan la belleza, la acaban encontrando. Lo único que tienes que descubrir es dónde buscar”.


Lo cierto es que en la experiencia de la música, hay sonidos y artistas únicos. En el caso de Daniil Trifonov, al verlo tocar hay una sensación desatornillada. Y escucharlo, esa sensación aumenta mucho más.



30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Darle piso al Periódico Sector H-Aviso 2.jpg
Remodele-022.jpg