top of page
  • sectorhperiodico

Recuperemos la vena artística en nuestros hijos y familias

Lamentablemente, aunque todos los niños traen su imaginación a flor de piel, por las maneras de educar desde hace décadas, poco a poco esta se difumina y, por tal razón, el arte pasa a un segundo plano en la vida adulta.

Juan Pablo García

Consultor de marketing (*)


Cuando nos hablan de teatro, nos encontramos con obras de todo tipo y con personajes fantásticos que nos transportan a lugares mágicos y creativos, donde la imaginación puede ser la mejor salida a una realidad de vida que en ocasiones es rutinaria, aburrida y sin sentido para muchas familias. En aquellos recintos llamados teatros, oscuros por naturaleza -cuando no hay público-, se puede notar que existen personas reales que le dan vida a este maravilloso mundo.


La creación de una obra de teatro va más allá de solamente vestuarios o escenografía, dado que se requiere de preparación disciplinada, que al igual que en un deporte de competición, utiliza técnicas avanzadas de meditación, relajación y expresión, entre otras.


Mi buen amigo del barrio Villemar de Fontibón, Oscar Jurado Blanco, quien nació el 16 de julio de 1.979 en Barrancabermeja, Santander, artista por naturaleza, siempre fue el mejor estudiante del colegio. Tuvo la vena artística para estudiar actuación y junto a su mamá, veía siempre en las noches, las telenovelas que pasaban por televisión en su época de 1984, como por ejemplo, “Los Cuervos “, “El Ángel De Piedra “, “Por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha” y “N.N.”, entre otras. A propósito, siempre admiró al gran maestro Germán Escallón, quien fue el actor que le dio vida a “N.N.”, más conocido como “Nerón Navarrete”.


Desde su corta edad siempre quiso estar en la televisión colombiana y algún día poder actuar con su admirado Germán Escallón o con el reconocido actor colombiano Robinson Díaz, entre otros grandes. Actualmente dirige la productora @o.j.b.p. producciones (Instagram) y en vista de que su familia nunca lo apoyó para ser actor porque decía que era este un medio muy pesado y peligroso, se dedicó a la Ingeniería de Sistemas y al Diseño gráfico publicitario. Sin embargo, hoy en día Oscar es actor, productor y guionista de grandes series webs, así como también tiktoker (@coyoneitor) y youtuber. Maneja siempre sus redes sociales como Facebook, Instagram y en su paso como tiktoker, ha conocido grandes personajes también del medio. En este momento tiene 2 grandes proyectos artísticos: 2 series web basadas en hechos reales, en lo que está trabajando de la mano con otra tiktoker y con la Casa de Cultura Teatro Memoria.


Como él dice y aconseja, se ha dado cuenta que muchas veces los padres influyen de manera errada en los hijos, sugiriéndoles profesiones que creen pueden generarles mayor ventaja económica, tal vez por preocupación o porque quieren que tengan mejores oportunidades. La vena artística se pierde a muy temprana edad; Lamentablemente, aunque todos los niños traen su imaginación a flor de piel, por las maneras de educar desde hace décadas, poco a poco esta se difumina y, por tal razón, el arte pasa a un segundo plano en la vida adulta.


Por todo ello, Oscar cuenta siempre con su prima, artista neta y mentora, quien lo guio en el proceso. Podríamos decir entonces que para recuperar la vena artística en nuestras familias, debemos realizar un proceso de seguimiento con mentores para fortaleces esa esencia, visitar lugares donde se fomenten las artes y por qué no, el barrio mismo, por ejemplo en Villemar, que brinda oportunidades teatrales a sus habitantes. No dejemos pasar el arte, como mecanismo para vencer la rutina y alegrar los corazones de nuestras familias. La vena artística sigue viva y solamente hay que volverla a encontrar.


(*) Organizador de Eventos


Comments


bottom of page